Jenny, sobre Labrador: “Fue él el que se quedó en mi camerino”