Jenny: “Labrador entró en mi camerino y me dijo que tenía que hacer su final y que no quería irse con ninguna”