Eric, sin gafas para el reto capoeira