Ana Anginas, una Catwoman muy enfadada