Julen quiso ir a ver a Ávila a la mañana siguiente de su paseo por Madrid