Labrador saca la cara por Iratxe