La mini-cita de Thais y Labrador termina con un beso