Dayanna ruge como una auténtica leona