Con pompones y dando saltos, así ha sido el reto de Laia