Ruth se quita los tacones para estar a la altura de su nuevo gaditano