Sofía llega al trono hecha un mar de lágrimas: "Tengo demasiado presión"