Bea:“De pequeña era un poco asquerosilla, según mi madre”