Sofía y Hugo tienen una noche de amor, pero él solo quiere ser tronista