Los dulces se le dan muy bien a Fabián