Carlos, de Ana: “No tengo ganas ni de volver ni de tener más citas con ella”