Abi y Elena ocupan su silla