Albert, ¿el escapista de Rym?