A Rym y a Rubén les sobraron habitaciones en su cita 24 horas sin cámaras