Edgar, una nueva ilusión para Marta