Fabián y Sonia, su historia