¡Fabián consigue llevarse a Niki al cuarto oscuro!