Marta se rompe: “Necesito un manual para llevar mi trono”