Meritxell, Ismael, una gasolinera, un gancho y un misterio por resolver