Música lenta para los tronistas