Niki lleva unos días muy tensos