Pasión de gavilanes: Fabio y Alexandra, una cita 24 horas a caballo