Rebeca abandona su conquista a Abraham, pero ya tiene un repuesto