Rubén y Luciana, al desnudo