Bea, a Iván: “Con esa cara de asco, no”