Yera, a Annie: “Yo también me he quedado con tu lado divertido”