Cristina confirma que las primeras impresiones no siempre son las que cuentan y se queda con Barranco