Eric y Álex protagonizan un duelo de pintores sin camiseta