Espí se rompe por una carta que ha escrito a Claudia, que tampoco puede evitar las lágrimas