Fabio, roto: “No sé con quién me voy a ir ”