El discurso de María convence a Albert: "Soy una chica que piensa como un chico"