Marta pone orden entre sus chicos: Adri y Gianma, a la silla caliente