Rym se rompe de emoción: “Habéis sido unos pretendientes ejemplares”