Yera lo tiene claro, los besos de Claudia son los que más le gustan