Camelia: “Yo nunca he tenido un rollete de una noche”