Melani y Alex, dos corazas y un flechazo