La cita 24 horas de Rym y Rubén: complicidad y mucho amor