Un nuevo pretendiente revoluciona el trono de Ariana