El preferido de Ariana es… ¡David!