Sophie queda encantada con el regreso de David como pretendiente