Morales apuesta finalmente por Niki