Brasil no espera en el campo mientras Holanda recibía su medalla