Costa Rica puso las faltas y Grecia las ocasiones antes de terminar a penaltis