Reus no podrá ir al Mundial por un rotura de ligamentos en el tobillo izquierdo