Messi volvió a sufrir problemas estomacales en el partido ante Eslovenia