La Roja se va de compras en Washington